El Puerto Interior

El Puerto Interior de A Coruña

El Puerto de A Coruña ha ido diversificando sus tráficos comerciales en los últimos años, respondiendo a la demanda del mercado, con una oferta comercial que permite prestar servicio a diferentes tráficos:

  • El tráfico de graneles líquidos representa en torno al 56% del tráfico portuario; de ahí la especialización del puerto de A Coruña en el movimiento de tráficos energéticos. La terminal petrolera cuenta con 4 pantalanes con calados entre 11 y 16 metros e instalaciones adecuadas para la carga y descarga de productos petrolíferos y bioetanol.

  • Los graneles sólidos más importantes que se mueven por el puerto interior de A Coruña son los productos agroalimentarios, seguidos de los carbones y coques, alúmina, cuarzo. Representan alrededor del 33% del tráfico total y son cargas que se mueven por el Muelle Centenario, San Diego y Batería.
  • Los productos siderúrgicos, maderas y sus derivados, junto al resto de la mercancía general convencional representan un 11% del tráfico total. Estos tráficos se manipulan en los muelles de San Diego, Batería y Calvo Sotelo y, en ocasiones, en el muelle Centenario y muelle del Este.
  • Para la carga contenedorizada, el puerto cuenta con una terminal de contenedores, situada en el Muelle del Centenario Oeste, en la zona comprendida entre el muelle Centenario Norte y el muelle del Este, con una superficie disponible de 30.000 m2 y una capacidad total de 2.330 TEUS a 5 alturas. La terminal está dotada de los equipos necesarios para el movimiento de contenedores, así como 120 conexiones reefer y acceso directo a la línea de ferrocarril.
Como servicios complementarios, el puerto interior cuenta con un Punto de Inspección Fronteriza con 5 bocas para inspección de camiones, cámaras secas y refrigeradas, salas de inspección y locales para el almacenamiento de muestras. La gestión ágil y eficiente de las inspecciones asegura un tránsito rápido de las mercancías por el puerto.
 
Las instalaciones del Depósito Franco, en el muelle de San Diego, cuentan con una superficie total 4.069 m2, dividida en 3 naves comunicadas interiormente; una de las cuales dispone de cámaras de congelación con una capacidad de almacenamiento de 3.810 m3. 
 
La pesca fresca, los cruceros y los amarres para embarcaciones deportivas constituyen también importantes unidades de negocio que cuentan con instalaciones portuarias dedicadas a atender estos tráficos.
 

 

En el puerto de A Coruña opera la primera Lonja concesionada de España, siendo el primer puerto español en descargas de pesca fresca, con más de 40.000 toneladas anuales, representando un valor de venta superior a los 90 millones de euros.

 
El tráfico de cruceros ha crecido significativamente en los últimos años, tanto en número de escalas como de pasajeros. El muelle de trasatlánticos, dedicado en exclusiva a este tráfico y los muelles comerciales, en los días de coincidencia de buques, han dado cabida a triples e incluso cuádruples escalas. La terminal de pasajeros, operativa desde el año 2011, ha permitido realizar operaciones de embarque y desembarque, además de las habituales escalas de tránsito.
 
El número de plazas disponibles para el amarre de embarcaciones deportivas supera las 1.500, que son gestionadas por diferentes operadores ubicados en la Dársenas de la Marina, San Antón, las Ánimas y Oza.
 
Vista aérea
Vista aérea

Vistas del Puerto Interior

Medusa Exterior
Medusa Exterior
Embarcaciones deportivas
Embarcaciones deportivas
Trasatlánticos
Trasatlánticos
Puja en la lonja
Puja en la lonja